“Vas a tener del otro lado a emprendedores, por tanto, hay que darles algo para que lo hagan al día siguiente”. Cada día me enfrento a situaciones como ésta, me contratan formaciones y conferencias para el pequeño y el mediano empresario, que sometido a gran presión económica, acude a las sesiones propuestas por las marcas en búsqueda de soluciones y recetas “fast”.

Otra solicitud habitual que hacen es dejar a un lado las prácticas de grandes empresas. La razón es que la Pyme está falta de recursos para inversiones cuantiosas.

Si lo pensamos, hay miedo, las calles están llenas de negocios que cierran y la situación política tampoco está aportando confianza para apostar por invertir. Sin embargo, sí que hay inquietud e interés por parte del empresario.

Una de mis alumnas certificada por el Curso de Customer Experience Online (FANScinology Builder) tiene una clínica dental y llegó a mí, con mucha ilusión y también con mucha incertidumbre. Quería destacar en su negocio a través del factor emocional.

La pregunta era, ¿podía conseguirlo una empresaria como ella? ¿Es una limitación ser pequeño? La respuesta a la primera pregunta es “sí” y a la segunda “existe la opción de convertir su tamaño en una gran ventaja, pues se pueden tomar decisiones de forma más ágil que en las grandes organizaciones”.

Esta alumna presentó un proyecto “emotions centric” (centrado en las emociones) donde apostaba por hacer de una emoción el centro de todo su negocio: LA ALEGRÍA. Incluso la incluyó en el desarrollo del logotipo de su Clínica, a través de un color asociado a ésta psicológicamente (“el verde manzana”). Adicionalmente, se centró en una emoción social de forma secundaria: EL ORGULLO de ser un negocio nacional originario de Albacete. Y se marcó como objetivo corregir una emoción negativa “el MIEDO” para convertirla en su opuesta “la SEGURIDAD” de que todo iba a ir bien durante un tratamiento dental.

Mi alumna, ha comenzado un camino emocional por convicción propia, pero otros empresarios que no la tienen, necesitan poder tangibilizar el valor económico que supone poner el foco en las emociones.

Estos días coincidía con Teresa Viejo en un evento para salones de belleza y peluquerías. En su intervención enfatizaba mucho el uso de la comunicación emocional. Su mensaje era sin duda el correcto, sin embargo, éste se vuelve rotundo cuando cuantificas económicamente el efecto de las emociones en los negocios. En el momento en que usas los resultados que se obtienen la aplicación de las emociones todo cambia de color (ver artículo).

Para finalizar, decir que se puede generar recetas “fast” a través de la innovación emocional. Es más, ésta tiene incluso más ventajas que cualquier otro tipo de innovación. Las más destacables son:

  • NO TIENE POR QUÉ SUPONER UN COSTE SIGNIFICATIVO, para el empresario.
  • CONSIGUE UNA DIFERENCIACIÓN PROPIA, desarrollada para el negocio y no en base a copias.
  • ES MÁS DURADERA que la obtenida por la vía de compras o adquisición de nuevas tendencias.

En breve, estaré exponiendo este planteamiento, que forma parte de mis libros Forever Young Strategy y ABC de las Emociones, como conferenciante destacada del Congreso de referencia para el Sector Inmobiliario en Gijón, con lo que si estáis por allí, será un placer encontrarnos.

Hasta el siguiente y FANScinante post ;))!

Suscríbete a mi blog
1028930547
1
×
Hola, espero estés teniendo un FANScinante día, ¿cómo puedo ayudarte?
Translate »

¿Quieres estar al día de lo que escribo en Meet Alfaro?

Suscríbete y recibe en tu email el aviso de mi último artículo publicado

Gracias, Te has suscrito correctamente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Privacidad Más información

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Ver política de Privacidad y Cookies

Cerrar