“Así dice el refranero popular: ¡En casa del herrero cuchillo de palo!” Y, es verdad, quien no ha tirado en algún momento de un refrán para explicar una determinada situación e incluso sentar cátedra con él.

Llamamos refranero a la recopilación de enunciados breves que realizan una descripción popular, de hecho, constituye el compendio de la sabiduría de un pueblo. De ahí que habitualmente se hable de refrán popular.

En estos días, personalmente usaba uno, para explicarle a un gran medio de comunicación internacional algo que se estaba dando en las propias compañías dedicadas a la formación. Supuestamente la base de las universidades y de las distintas entidades de aprendizaje es la investigación.

Sin embargo, ¿se hace uso de ella para lanzar programas de formación? Y ¿para diagnosticar problemas internos?

Una institución muy conocida acudió a mí para realizar una asesoría que implicaba la investigación de competencia y mercados y me decía, “Elena aquí no estamos acostumbrados a invertir en estos estudios con lo que ¡ojo con el presupuesto! Ten en cuenta que somos una universidad” ¿Sorprendente no?

Por otro lado, si lo pensamos, ¿a quién consideramos cerca del futuro de nuestro país o de nuestras ciudades más que a los educadores y a las organizaciones de educación? Y, ¿cómo pueden abordar el futuro si se da “en casa del herrero cuchillo de palo”?

De hecho, en un estudio reciente, se llega a decir que el 50% del profesorado universitario investiga poco o nada.

En estos días, desarrollé una serie de artículos sobre educación en Customer Experience apoyados por America Retail y mis reflexiones fueron las siguientes:

  1. Desgraciadamente, no es habitual incorporar al alumno en la creación de los cursos. Ver art1.
  2. Tampoco es normal que se adapten los cursos a los distintos perfiles. Ver art2.
  3. Customer Experience es una disciplina que requiere de transversalidad y eso implica adaptar el método del caso. Ver art3.
  4. Para garantizar el aprendizaje, se deberían investigar los tiempos propuestos en lugar de adaptarlos a los estándares del resto de los cursos. Ver art4.
  5. Es necesario establecer criterios de calidad del profesorado en función de los beneficios esperados del alumno. Ver art4.

Ser educador, al igual que cualquier otro tipo de negocio NO es fácil y NO aplicar “en casa del herrero, cuchillo de palo” tampoco.

En breve, empezamos nueva certificación y cada convocatoria toca reinventarse.

Hasta el próximo post! Y recordad tener un fin de día FANScinante!

Suscríbete a mi blog
1
×
Hola, espero estés teniendo un FANScinante día, ¿cómo puedo ayudarte?
Translate »

¿Quieres estar al día de lo que escribo en Meet Alfaro?

Suscríbete y recibe en tu email el aviso de mi último artículo publicado

Gracias, Te has suscrito correctamente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Privacidad Más información

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Ver política de Privacidad y Cookies

Cerrar