“¡No podemos pasar por Amsterdam y no visitar la obra de BANKSY!”. He pasado siete días en Holanda investigando sobre emociones y experiencia del cliente/usuario/visitante con motivo de la publicación de mi próximo libro y parte del equipo de investigación se negaba a abandonar la ciudad holandesa sin visitar el Moco Museum.

Tengo que reconocer que apenas sabía nada acerca de este autor, salvo que se trata de un grafitero que se ha convertido en referencia. La fascinación que presentaba hacia el artista el #FANScinologybuilder (así se denominan las personas que están ayudándome a desarrollar FANScinology) que me acompañó en este viaje, me llamó tanto la atención que me interesé por el personaje.

¿Y quién es BANKSY? Según la documentación que nos dejaron en el museo y la que encontré más tarde en las redes, Banksy es el pseudónimo de un prolífico artista del “street art” británico. Nació en Bristol, en 1975 y los datos acerca de su identidad son inciertos.Hay un verdadero misterio alrededor su biografía, pues oculta su identidad real a la prensa en general.

Pero la cuestión es, ¿por qué ha conseguido BANKSY que fascine su persona y su obra? Vamos a analizar a ambos.

Desde mi punto de vista, respecto al AUTOR, hay dos factores que se presentan en su biografía y que ya parecen un indicio de la clave de su éxito:

  • Responde a un pseudónimo
  • No se conoce su identidad, lo cual ya lo envuelve en un halo de misterio.

Por otro lado, y en cuanto a su OBRA. Muchos dirían al describirlo:

  • Piezas satíricas/críticas sobre política, cultura pop, moralidad y etnias.
  • Combina escritura con graffiti con el uso de estarcidos con plantilla (conocidos generalmente como “stencils”).
  • Se inspira en Blek le Rat, quien empezó a trabajar con estarcidos en 1981 en París; y miembros de la banda de anarco-punk Crass, que mantuvieron una campaña en las instalaciones del metro de Londres a finales de la década de los setenta del siglo XX e inicios de los ochenta.
  • Su obra tiene una serie de protagonistas que se repiten: monos, soldados, policías, niñas, etc
  • No se sabe cuándo va a aparecer una obra suya.

Sin embargo, en mi opinión recoge las principales características de uno de los detonantes de la fascinación (El halo místico):

  1. Ha creado una marca espectadora. Que utiliza el lenguaje de la escucha y de la observación.
  2. Calcula sus movimientos.
  3. Mantiene privacidad.
  4. Provoca la emoción de la curiosidad. Tiene a la gente expectante.
  5. Selecciona muy bien qué va a decir/manifestar.

Lo cierto, es que BANKSY tiene fans, el museo estaba a rebosar de gente que hacía cola para poder tener la oportunidad de ver su obra, que cada vez está más cotizada.

Parece que el personaje, ha recibido también muchas críticas, de hecho se le ha llegado a a catalogar como un experto en marketing del arte.

Como venimos repitiendo en este blog, fascinar en sinónimo de éxito, pero ¿por qué la mayoría de compañías intentan fascinar a través del prestigio (excelencia/calidad) y son muchas menos las que utilizan el resto de los detonantes de la fascinación?

Y tú, ¿te atreves a generar halo místico? Personalmente, a partir del 9 de abril, estaremos practicando con diferentes negocios, la innovación a través de los distintos detonantes de la fascinación.

Hasta mi siguiente post!

 

Translate »

¿Quieres estar al día de lo que escribo en Meet Alfaro?

Suscríbete y recibe en tu email el aviso de mi último artículo publicado

Gracias, Te has suscrito correctamente.