Unknown“Si las empresas están formadas por personas, a la hora de formular la ecuación del éxito empresarial ¿no debería haber una relación entre la fórmula del éxito personal y la de las organizaciones? Esa era la reflexión que me hacía en mi más reciente publicación.

Tras definir los componentes que deberían formar parte de la fórmula del éxito personal (SEDA) a la que hicimos referencia en este blog anteriormente, decidí abordar cuál debería ser la formulación de la ecuación del éxito en las organizaciones.

Decía Steve Jobs, fundador de la conocida marca Apple, que para tener éxito, las empresas no deberían copiarse unas a otras sino ofrecer algo diferente. Tras reflexionar sobre el éxito a nivel personal, me empecé a cuestionar ¿qué es tenerlo a nivel de empresa?¿Cómo se consigue hacer algo diferente?

Este concepto que sigue siendo protagonista de portadas de los principales diarios y revistas más prestigiosas, probablemente es el objetivo o el deseo más ansiado por parte de las empresas y sus directivos. Puede decirse que sería como un tesoro de las dimensiones del arca de la alianza, de las minas del rey Salomón, de la Atlántida, o de El Dorado.

Pero, vayamos al origen ¿qué significa tener éxito en las organizaciones actuales?

La palabra éxito, viene del término latino “exitus” (salida), se refiere al efecto o a la consecuencia acertada de una acción o un emprendimiento. Se relaciona con la victoria, con la obtención de grandes méritos y en general la sociedad suele establecer una relación entre éxito, riqueza material y fama.

Y ¿qué se conoce por fama? Esta palabra se utiliza para designar a aquel fenómeno mediante el cual una persona, por su historia, por su trayectoria laboral o por diferentes elementos, se vuelve popular y su vida pasa de ser privada a pública, es decir, conocida por todos.

Por otra parte, decíamos al inicio que las compañías están compuestas por personas. Por tanto, habrá que considerar ¿qué buscan las personas al montar una empresa? O ¿qué buscan los accionistas de una compañía?

Entonces, tuve lo que yo llamo una epifanía. “¡Keep it simple!”, si las personas a título individual buscamos mantenernos sanos el mayor tiempo posible, estéticamente bien, con dinero disponible y con afecto durante nuestra existencia, las compañías y sus fundadores deberían buscar algo similar a nivel empresarial. Buscarían mantenerse actuales, rentables, ser sostenibles en el tiempo y que la gente las quisiera.

Por tanto, la ecuación que nos daría el éxito empresarial, tendría gran similitud con la del éxito personal. Y por consiguiente habría parecido entre estas variables.

Este fue el motivo por el que empecé a repasar los componentes de esa regla nemotécnica a la que había llegado: SEDA para empezar a hablar de REINREFA.

Así lo explico en el siguiente vídeo:

To be continued!

 

Suscríbete a mi blog
1
×
Hola, espero estés teniendo un FANScinante día, ¿cómo puedo ayudarte?
Translate »

¿Quieres estar al día de lo que escribo en Meet Alfaro?

Suscríbete y recibe en tu email el aviso de mi último artículo publicado

Gracias, Te has suscrito correctamente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Privacidad Más información

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Ver política de Privacidad y Cookies

Cerrar