icon“Siendo como son las emociones tan efímeras, ¿cómo pueden servir para generar sentimientos de lealtad a largo plazo? O incluso para garantizar la supervivencia de las empresas”. En estos días realizaba una entrevista para la revista emprendedores acerca de mi nuevo libro Forever Young Strategy (FYS), en breve 100% disponible en Amazon tanto en formato electrónico como físico.

Es cierto, las emociones son temporales, pero a largo plazo generan sentimientos. ¿Cuántas veces hemos oído que el amor en la pareja hay que regarlo todos los días? Siendo éste un sentimiento, no por ello consideramos que no se pueda conseguir si se cuida. En las empresas ocurre lo mismo.

En mi opinión, es posible perdurar en el tiempo con éxito. Eso sí, hay que aplicar sentido común, comprender la realidad de esta era, aprender de nuestra historia como seres humanos y cuestionarse qué variables componen esta ecuación.

En Forever Young Strategy demuestro que es posible llegar a formular la ecuación del éxito personal (SEDA), revisando conceptos como dinero, triunfo profesional, salud, amor y estética física (ver vídeo abajo). Para pasar a continuación a explicar que las empresas están formadas por personas y que hay paralelismos entre sus componentes y los que conforman la fórmula del éxito en las organizaciones (REINREFA). Por tanto, se puede aprender mucho de nuestra historia y de fenómenos que permanecen con nosotros desde hace siglos. Lo que hay en común entre ambas ecuaciones es la variable emocional, de la que también hablo extendidamente en mi nuevo libro.

Hay firmas que demuestran que se puede perdurar. De hecho, los nativos digitales se sorprenden al averiguar que son marcas o compañías de más de cien años. Es el caso de: Kiehl´s, Faber Castell, Falabella, Everlast, Swaroski o Abercrombie&Fitch. Seguro que a alguno de mis lectores se está sorprendiendo en este momento 😉

 

Hay firmas que demuestran que se puede perdurar. De hecho, los nativos digitales se sorprenden al averiguar que son marcas o compañías de más de cien años. Es el caso de: Kiehl´s,  Faber CastellFalabellaEverlastSwaroski o Abercrombie&Fitch. Seguro que a alguno de mis lectores se está sorprendiendo en este momento ;)Un ejemplo reciente de como se puede FANScinar se ha demostrado estos días por la compañía Tesla, cuya historia es más reciente.

Lo que está claro, es que si una marca genera fascinación, los clientes son capaces de hacer colas para adquirir un producto, a pesar de formar parte de un sector azotado por la crisis. Supone además una demostración de que las emociones generan valor económico. Las colas en las puertas de los concesionarios, estos días, recordaban a las generadas con cada nuevo lanzamiento de Apple, con el añadido de que no te llevas el vehículos debajo del brazo. La reserva, que se puede hacer por internet, supone dejar 1.000 dólares de señal y esperar al menos dos años para tener el modelo.

La clave está en basar la estrategia en “emotions centric” de forma disciplinada y constante, de todo ello hablo en FYS y de la ciencia para crear fascinación (FANScinology), que va más allá de la disciplina de Customer Experience. El premio es la supervivencia a largo plazo y el éxito duradero.

Esperemos que Tesla siga FAScinando! Seguimos hablando de FANScinación y cómo generarla en los siguientes post…

Suscríbete a mi blog
1028930547Call Now Button
Translate »

¿Quieres estar al día de lo que escribo en Meet Alfaro?

Suscríbete y recibe en tu email el aviso de mi último artículo publicado

Gracias, Te has suscrito correctamente.

Abrir chat
1
Hola, espero estés teniendo un FANScinante día, ¿cómo puedo ayudarte?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Privacidad Más información

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Ver política de Privacidad y Cookies

Cerrar