Como muchos este verano, he decidido como destino descansar en las playas españolas. He de reconocer que hacía tiempo que no visitaba nuestra Costa Dorada y en concreto una de las zonas más turísticas que rodean al parque temático, Port Aventura. Allí he sido espectador de la prueba más clara de la falta de profesionalización y de cultura de servicio de nuestro sector turístico y de la imagen que estamos dando al extranjero que viene a nuestras costas. Pensando que la experiencia turística está compuesta por percepciones que se deben a diferentes agentes (transporte, alojamiento, servicios,…), es más complicado todavía el proporcionar una experiencia que no falle al menos en algún aspecto, pero no en los clave como voy a relatar. He de reconocer que en cuanto al transporte todo salió como esperaba, a tiempo y sin complicaciones (cogí AVE y taxi), sin embargo en cuanto al alojamiento a pesar que la recepción fue correcta, tuve una amarga experiencia de una señorita del Hotel H10 que me gritaba delante de otros clientes acusándome a gritos de «morosa». Por supuesto mis emociones se dispararon al no comprender nada de lo que estaba ocurriendo, finalmente me explicaron que la dinámica de los hoteles en la zona es pagar a la entrada toda la estancia en lugar de lo que viene siendo habitual en el resto de los sitios con el conocido «check out», cosa que ni me habían explicado ni solicitado, sin embargo eso no justificó los gritos y menos la negación a una disculpa tras tener una conversación con su superior que me rogó que no pusiera una reclamación. Además de este suceso, de mi experiencia en el hotel puedo mencionar que la limpieza del hotel no era la adecuada. Por otra parte y ya una vez fuera del hotel, en cuanto al personal al cargo del servicio en restaurantes y tiendas, no puedo dar otra calificación que la de «inaceptable», ante la falta de amabilidad, la costumbre de criticar a los clientes delante de uno, el estado bastante lamentable de uniformes y la falta de proactividad en la recomendación de los lugares de la zona. Es decir, cuando preguntabas a algún camarero, etc por qué lugares visitar ó qué hacer bajo su punto de vista, la respuesta en general, «aquí todo es más de lo mismo…» Resultado, no tengo intención de volver, y si alguien me pregunta, mis comentarios si que no van a motivar a nadie a visitar la zona. A continuación, al llegar a casa me encontré un cuestionario de satisfacción del hotel,..¿y ahora qué?

Suscríbete a mi blog
1028930547Call Now Button
Translate »

¿Quieres estar al día de lo que escribo en Meet Alfaro?

Suscríbete y recibe en tu email el aviso de mi último artículo publicado

Gracias, Te has suscrito correctamente.

Abrir chat
1
Hola, espero estés teniendo un FANScinante día, ¿cómo puedo ayudarte?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Privacidad Más información

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Ver política de Privacidad y Cookies

Cerrar